[INFOGRAFÍA] Cómo hablar del suicidio, recomendaciones básicas

Recomendaciones_Hablar_Suicidio
Hablar del suicidio es importante. Mencionar un tema que ha sido tabú tanto tiempo y tratarlo, es vital. Sin embargo, hemos de saber cómo hablar de ello correctamente y con responsabilidad.

Aún hoy día el suicidio continúa siendo un tema tabú. Durante mucho tiempo, la sociedad en general tenía miedo a hablar de ello y, ahora, cuando lo hacemos, podemos caer en algunos errores que, además de desinformar, hacen que tengamos una concepción del tema errónea y llena de mitos y estereotipos.

 

Creencias erróneas


Desde diferentes instituciones especializadas en salud mental se han creado campañas para informar sobre el suicidio y las ideas autolícitas. Nosotros plasmamos sólo algunas, pero estamos seguros de que si realizamos una encuesta, aparecerán muchas más creencias que no son ciertas y que la sociedad aún tiene.

 

 

– No todo el que tiene ideas autolícitas tiene un trastorno mental, ni todas las personas con un trastorno mental tienen ideas autolícitas.

 

– No es cierto que las personas con ideaciones autolícitas o conducta suicida sean «débiles» o «dejen de luchar». Tampoco podemos decir que estén «llamando la atención». Para entender un poco más el tema, os recomendamos este artículo de Jaime Sánchez Rubio, «Más miedo que la muerte«. 

 

– No, no es cierto que «las personas que hablan de sus ideaciones no las llevará a cabo». Si alguien nos habla de ello, tenemos una oportunidad de apoyar que, en muchos casos, no se da. Hablar de ello puede hacer que nos sintamos menos solos y que recibamos apoyo. 

 

 

Estas creencias, además, acaban presentándose también en los medios de comunicación y éstos las transmiten continuamente, por lo que es importante realizar recomendaciones básicas para aprender a hablar del suicidio sin caer ni transmitir este tipo de creencias. 

 

 

 

Recomendaciones para los medios de comunicación

 

 

1. Las informaciones sobre suicidios o sobre intentos de suicidio requieren una aproximación respetuosa y prudente. Así, sólo se debe hablar de suicidio cuando se tenga información veraz y fidedigna que lo confirme.

 

 

2. Escoger las expresiones adecuadas para describir a las personas que han presentado conducta suicida es importante.

 

 

3. Conviene evitar la descripción detallada del método empleado.

 

 

4. Evitar asociar valores socialmente positivos a la muerte por suicidio ni relacionarlo con ideas de heroicidad, romanticismo o valentía/cobardía.

 

 

5. Resulta conveniente presentar la muerte por suicidio como producto de una compleja interacción de muchos factores y no atribuirla ni a una causa explicativa simplista ni, por el contrario, inexplicable.

 

 

6. En las informaciones sobre suicidios debe extremarse el respeto a la intimidad de las familias y otros supervivientes.

 

 

7. Evitar el tratamiento sensacionalista de la noticia.

 

 

8. Es conveniente diversificar las fuentes de información periodística para conseguir una información más plural y contrastada.

 

 

Puedes obtener la infografía con estas recomendaciones aquí: 

 

 

Infografía en español.

 

Infografía en catalán.

 

 

Necesitamos más acciones

 

Si hablar sobre el suicidio puede ayudar, ofrecer apoyos también es vital. En ese caso, es importante que ofrezcamos a las personas a las que transmitimos la noticia, opciones para pedir ayuda. 

Desgraciadamente, en España, aún necesitamos una red más fuerte de apoyos. Hay recursos a los que acudir, pero parece importante que, además de lanzar el mensaje sobre la importancia de «pedir ayuda», cuando las personas pidan esa ayuda la sientan realmente disponible. 

 

En este aspecto, es importante conocer las redes de apoyo disponibles y acercarlas a las personas, pero también crear más redes para aumentar ese apoyo. Algo más que urgente en nuestros días. 

 

Referencias 

 

Consell de l’Audiovisual de Catalunya (2016). Recomanacions als mitjans audiovisuals sobre el tractament informatiu de la mort per suïcidi. 

Puede que te interese...

Proceso Terapéutico

La distorsión de la imagen corporal y su papel en la detección y diagnóstico de Trastornos de Conducta Alimentaria

Los medios de comunicación y la educación que recibimos suelen afectar a la forma en la que vemos nuestro cuerpo o una parte del mismo. En este artículo, analizamos el concepto de dismorfia corporal, hablamos sobre las distorsiones en la imagen corporal y cómo éstas se relacionan con los Trastornos de Conducta Alimentaria.

Seguir leyendo »
Proceso Terapéutico

PHQ 9: Usos y recomendaciones

Entender qué instrumentos usar en cada caso y cómo estos pueden apoyar nuestra toma de decisiones es vital. En este caso, hablamos del PHQ9.

Seguir leyendo »