La adherencia al tratamiento: cómo las nuevas tecnologías pueden mejorar la implicación de los consultantes

Cada vez encontramos más herramientas para trabajar con los consultantes. ¿Cómo pueden ayudar a mejorar la adherencia al tratamiento? ¿Qué necesitamos tener en cuenta?

Las nuevas tecnologías forman parte de nuestro día a día. Es difícil pensar en formas de hacer nuestra rutina diaria sin ellas: desde leer noticias, hasta comunicarnos con amigos o trabajar. Se han convertido en unas compañeras que, tratadas con responsabilidad, nos hacen la vida mucho más fácil. 

 

Es difícil, entonces, pensar en un escenario en el que éstas no lleguen a la medicina, donde también llevan años siendo herramientas más que útiles para el seguimiento de los pacientes y la comunicación con los mismos.

En el área de salud mental, sin embargo, parece que aún nos cuesta entender nuestro papel como clínicos en esta nueva herramienta. Aún necesitamos formación y recursos para entender cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar a nuestros consultantes y cómo tenemos que utilizarlas o en qué debemos fijarnos para escoger una herramienta u otra para usar en nuestra consulta.

 

Hemos realizado una breve reseña de varios artículos que recogen tanto fortalezas como vulnerabilidades de las herramientas que, desde hace unos años, están apareciendo en la vida de los profesionales de salud mental para ofrecer más calidad de vida a los propios profesionales y a los consultantes. 

 

Las ventajas de usar nuevas tecnologías en nuestra consulta

 

Los estudios consultados comparten una serie de ventajas que nos permiten entender cómo el uso de nuevas tecnologías para el diagnóstico y tratamiento en salud mental puede beneficiarnos, entre ellas:

 

  • Mejora de la adherencia al tratamiento de los pacientes. 
  • Mejores intervenciones ecológicas. 
  • Mayor contacto con el terapeuta. 
  • Herramientas de psicoeducación y autocuidado más interactivas.
  • Mejoras en la recogida de datos para el apoyo de la toma de decisiones. 
  • Posibilidades de mejorar también las investigaciones y la evidencia en relación a los tratamientos en salud mental, debido a la capacidad para trabajar con gran volumen de datos. 
  • Capacidad de presentar contenido asíncrono, cuando el consultante lo necesita.
  • Integración de diversos contenidos en una sola solución (texto, audio, vídeo, gif…). 
  • Capacidad para aprovechar sensores para recoger medidas sin que suponga una molestia para el consultante (GPS, lector de pulso o actividad…). 
  • Mejora de la percepción del proceso terapéutico del propio paciente, así como de la percepción general de la terapia y la salud mental de la población, debido a la posibilidad de crear soluciones y contenidos disponibles también para el público general (Hilty, M; Chan S; Hwang, T; Wong. A. y  Bauer, A;  2018).
  • Mejorar el conocimiento del consultante de su propia situación, así como de las herramientas de autocuidado de las que dispone.
  • En los casos en los que se realizan también correcciones de cuestionarios y escalas, reducción del tiempo que dedican los profesionales a la corrección de las mismas.
  • Mejores posibilidades para el seguimiento objetivo de los síntomas a través de controles temporales o ante eventos específicos. 
 
 

¿En qué debemos fijarnos para escoger la herramienta adecuada?

 

Aunque la lista de ventajas puede continuar, es importante que sepamos que no todas las soluciones valen. Cada vez vemos más soluciones dedicadas a salud mental que no tienen el correspondiente sello necesario para operar en clínica, por ejemplo, el cumplimiento con la normativa HIPAA, que ofrece un sello de confianza a las soluciones con una política de protección de datos respetuosa y rigurosa, algo vital para nuestros consultantes. Elaboramos aquí una pequeña lista, a modo de guía, de sugerencias que pueden ser útiles para escoger qué solución utilizar:

 

  • Sello HIPAA Compliant: Cuando una app o web tiene este sello, supone que cumplen con una rigurosa política de protección de datos de nuestros consultantes.
  • Equipo clínico: No todos los desarrolladores tienen conocimientos en salud mental. Es importante que, antes de seleccionar una herramienta, podamos ver si en el equipo de la misma hay un comité clínico que pueda asesorar o si parte de la plantilla es profesional en salud mental. 
  • Evidencia científica: Hemos de tener la posibilidad de probar la herramienta o al menos, ver qué tipo de contenido podemos encontrar ella. El compromiso con la evidencia científica es importante en nuestro trabajo.
  • Contenido sencillo: Necesitamos que la solución tenga un diseño sencillo, que nos permita trabajar en ella sin agobios. 
  • Intuitiva y motivadora: El diseño debe ser intuitivo y tanto el lenguaje que se usa en ella, como los recursos, deben ser amigables para los consultantes. Es importante que usemos una herramienta que los consultantes puedan usar diariamente y que sea cómoda para ellos.
  • Formación sobre la herramienta y equipo de soporte: Es importante escoger herramientas que nos apoyen en nuestro uso diario. Con un equipo de soporte que responda rápido a nuestras necesidades. 
 
 

¿Qué contenido es mejor?

 

Los estudios muestran que cuanto más multimodal es la herramienta, mucho mejor. Una herramienta que nos permita tener contenido en diferentes formatos y contacto tanto a través de mensajes escritos como en videollamada con los consultantes parece la mejor opción.

 

Por otra parte, las herramientas que además de contenido para psicoeducación, tratamiento o autocuidado, incluyen herramientas de seguimiento automatizadas y cuestionarios con autocorrección suponen un paso más en comodidad y nos ofrecen rigurosidad en la recopilación y el análisis de datos, así como apoyo en nuestra toma de decisiones.

 

Para crear Aimentia, tuvimos en cuenta todas estas características. AimentiaHealth cuenta con el sello HIPAA y tiene un comité clínico que revisa la Clínica Virtual para que todo siga la evidencia. Además, el equipo está compuesto por desarrolladores, psicólogos y pedagogos, lo que nos permite crear contenido con más rigurosidad. En Aimentia, por otro lado, trabajamos con asociaciones sin ánimo de lucro como la Asociación por la Innovación en Salud Mental y Educación, incluyendo en el proceso de elaboración de materiales y contenidos, a personas que han pasado por una situación similar a la de tu consultante, para conseguir ofrecer un punto de vista único en el contenido que hace que la empatía forme parte de la Clínica Virtual a lo largo de toda la interacción del paciente.

Recuerda que si quieres probar Aimentia Health y ver cómo cumplimos con las recomendaciones anteriores, trabajando de forma multimodal y ofreciendo herramientas para el apoyo a la toma de decisiones en el diagnóstico, cribaje previo, seguimiento y proceso terapéutico, puedes hacerlo escribiéndonos un email a info@aimentia.com.

 

 

Referencias

 

Luxton, D., McCann A.  and Bush, E.,. et al. (2011) mHealth for mental health: Integrating smartphone technology in behavioral healthcare.. Professional Psychology: Research and Practice. Vol. 42(6):505-512. 

 

Hilty, M; Chan S; Hwang, T; Wong. A. y  Bauer, A.  (2018) Advances in Mobile Mental Health: Opportunities and Implications for the Spectrum of E-Mental Health Services FOCUS 16:3, 314-327 

 

Haberer,  J; Trabin, T. y Klinkman, M. (2013) Furthering the reliable and valid measurement of mental health screening, diagnoses, treatment and outcomes through health information technology, General Hospital Psychiatry, Vol. 35, (4): 349-353

 

Wenze, S. J., Armey, M. F., y Miller, I. W. (2014). Feasibility and Acceptability of a Mobile Intervention to Improve Treatment Adherence in Bipolar Disorder: A Pilot Study. Behavior modification, 38(4), 497–515. 

Puede que te interese...

Proceso Terapéutico

La distorsión de la imagen corporal y su papel en la detección y diagnóstico de Trastornos de Conducta Alimentaria

Los medios de comunicación y la educación que recibimos suelen afectar a la forma en la que vemos nuestro cuerpo o una parte del mismo. En este artículo, analizamos el concepto de dismorfia corporal, hablamos sobre las distorsiones en la imagen corporal y cómo éstas se relacionan con los Trastornos de Conducta Alimentaria.

Seguir leyendo »
Proceso Terapéutico

PHQ 9: Usos y recomendaciones

Entender qué instrumentos usar en cada caso y cómo estos pueden apoyar nuestra toma de decisiones es vital. En este caso, hablamos del PHQ9.

Seguir leyendo »